Vibradores y kits de depilación como recompensa para los campeones del squash: estalla la tormenta

Cuando vieron el premio, se quedaron boquiabiertos.  Por otro lado, el campeonato de squash del Principado de Asturias, que tuvo lugar la semana pasada, esperaba copas brillantes y medallas sonoras al igual que sus compañeros masculinos.

Y para las cuatro chicas españolas, que ganaron en Las Vegas, aquí hay dos kits de depilación, un exfoliante eléctrico y un vibrador. El tiempo de consternación entonces los atletas devolvieron los premios e inmediatamente después decidieron denunciar los hechos con una carta oficial. El aterrador e incomprensible acto de sexismo en el deporte fue relatado al diario El Comercio por Maribel Toyos, miembro de la junta directiva de la federación asturiana de squash. Y en España hubo una verdadera tormenta sobre la diferencia de trato.

La ganadora del campeonato, Elisabet Sadó, recibió un trofeo pero también un bonito vibrador por su primer puesto en la competición. Los otros, en segunda, tercera y cuarta posición, ganaron el kit de depilación o una lima eléctrica. “Tengo 37 años y compito desde los 8: nunca antes había recibido un regalo tan sexista. Cuando nos dieron los “premios” estábamos en estado de shock, golpeados e indignados. Intenté esconderlas detrás del trofeo, y una vez terminada la ceremonia las devolvimos -dijo Sadó al diario Marca-, hay mucha discriminación contra las mujeres en el deporte. Las cosas deben cambiar.

La queja se ha difundido gracias a un post en el canal Instagram “Ganamos con ellas”, con el que publicamos una foto de los trofeos junto con una larga leyenda: “Es vejatorio, peligroso e inconcebible, pero tristemente cierto, ¿adónde querían ir los organizadores de este torneo con estos premios? Es el delmachismo superior, han ido más allá de todos los límites”.
Tras superar la conmoción inicial, los cuatro jugadores escribieron una carta a la Federación explicando la situación y hablando de una clara falta de respeto. La Federación organizó una reunión extraordinaria en la que renunciaron los siete miembros de la dirección y tres miembros del Consejo Federal, dos de ellos por ser de Oviedo Squash, club organizador del campeonato y responsable de la elección de los premios.

Este último, sin embargo, al pedir disculpas subrayó que no consideraba que el homenaje a las niñas fuera “ni sexista ni discriminatorio”. “No había intención de ofender a nadie. Reconocemos que estos premios son inapropiados, fuera de contexto y nunca debieron ser entregados: fue un error de supervisión y todo lo que tenemos que hacer es responsabilizarnos de ellos. Pero esos premios, para el club, no son ni sexistas ni discriminatorios”, dijeron los organizadores.

Pero algo no está bien para Toyos: “No tiene sentido pedir disculpas, si sigues repitiendo que los trofeos en cuestión no son sexistas”. Y si los premios sociales han provocado la reacción de los usuarios, que los han llamado “crudos” y “vulgares”, la medida ha provocado la indignación del Instituto Asturiano de la Mujer con la directora, Almudena Cueto, que ya ha anunciado que un informe sobre el incidente preparado por el equipo jurídico “se incorporará a nuestro Observatorio de la Igualdad y se remitirá tanto a la Dirección General del Deporte como a la Federación del Principado de Squash”. “Ha sido perjudicial para la dignidad de las mujeres. El deporte es una herramienta que debe trabajar por la igualdad”, dijo, lamentando que las leyes actuales no permitan la aplicación de ningún tipo de sanción.

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies