Los vendedores ambulantes de’Top Manta’ exigen que se ponga fin a la’persecución policial racista’

La Unión Popular de Vendedores Ambulantes de Barcelona ha pedido al Ayuntamiento de Barcelona que ponga fin a la “persecución policial racista” tras la detención de uno de los principales vendedores de “manta” el jueves en la Rambla.

Los representantes sindicales se reunirán con el consejo la próxima semana para discutir “empleo y emergencias sociales”, pero el portavoz Aziz Faye ha puesto en duda la capacidad de la reunión para encontrar una solución al problema.

El término’top manta’ toma su nombre de la forma en que los vendedores ambulantes sin licencia utilizan mantas para llevar sus productos de un lugar a otro, y los exponen en algunas de las zonas turísticas más destacadas de Barcelona y en muchas otras ciudades y ciudades catalanas. Las mantas también significan que sus mercancías pueden ser recogidas rápidamente cuando la policía aparece.

En una conferencia de prensa el viernes, Faye dijo que el problema sólo se solucionará si se escuchan los vendedores ambulantes irregulares, y también dijo que sólo el consejo y no los vendedores ambulantes crean inseguridad con sus políticas.

Según los vendedores ambulantes, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que antes participaba activamente en los movimientos populares socialmente progresistas de la ciudad, es la culpable del conflicto. Faye declaró que debería `recordar sus batallas[anteriores]’, que está `traicionando’.

En cuanto a la reunión de la próxima semana con el consejo, el sindicato teme que sólo implique hablar pero no actuar.

Algunas de las propuestas del sindicato para sacar de la calle a los vendedores de’top manta’ incluyen emplearlos a través de proyectos agrícolas, de costura y de peluquería, o proporcionarles un espacio por el que puedan pagar para vender sus productos en un mercado de fin de semana.

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies