Mallorca, un tesoro de ánforas romanas emerge del fondo marino

Un centenar de ánforas resurgen del lecho marino de Mallorca, España, que se hundió con un barco romano hace unos 1.700 años. El descubrimiento, dicen los arqueólogos, es bastante particular, ya que el material encontrado se encuentra en un excelente estado de conservación y todavía está todo cerrado con los sellos de la época.

En el interior debe haber vino, aceite o salsa de pescado, pero estas sospechas sólo pueden ser confirmadas cuando se tiene la oportunidad de abrirlas. De hecho, ahora habrá que desalar las piezas y pasar a su conservación y almacenamiento en el Museu de Mallorca, el museo de la isla.

El barco en el que se almacenaban las ánforas, según el Diario de Mallorca, habría transportado entre cinco y seis personas.

Una tormenta puede haber sido la causa del hundimiento, aunque el arqueólogo submarino Sebastià Munar tiene una opinión diferente. “No creo que fuera por el mal tiempo, porque el estado de conservación de la carga es extraordinario -dice-, si fuera por una tormenta, las ánforas se habrían dispersado y no es así. Las piezas están en una posición vertical muy bien colocadas. Definitivamente fue un accidente, una mala maniobra.

Las inscripciones en las ánforas podrían proporcionar información sobre su contenido y el intercambio de bienes. Los estudiosos también encontraron restos de fibras vegetales: habrían sido pedazos de ramas de tornillo colocadas entre las ánforas para amortiguar y amortiguar los golpes.

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies