CEOE y CEPYME rechazan aumento de impuestos, previsto en la reforma fiscal del Gobierno

Aprobación del Pacto para la reactivación económica y por el empleo

Diversos actores sociales y el Gobierno han suscrito el “Pacto para la reactivación económica y por el empleo”, a través de un acto público llevado a cabo en La Moncloa; en el cual el representante de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, ha manifestado al Presidente, Pedro Sánchez, su rechazo contra la decisión del ejecutivo, que contempla el aumento de los impuestos a las grandes empresas, en el marco de la reforma fiscal. También aseguró que la medida era completamente desacertada, y más aún, en la situación de crisis que está atravesando actualmente el país.

Reacciones de CEPYME

Una crítica similar, fue hecha pública por parte del presidente de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME), Gerardo Cuerva, quien ha sostenido que el aumento de los importes a ser cancelados por las grandes empresas, como medida impositiva, generaría efectos perjudiciales en la pequeñas y medianas, afectando negativamente la inversión económica y el crecimiento. Sin embargo, en fechas anteriores, el Ministerio de Hacienda y el mismo líder del Ejecutivo, han argumentado que la mayor carga contributiva recaería sobre las empresas que generen mayores cantidades de ingresos, mientras que las pequeñas y medianas resultarían menos afectadas.

Aumento del tipo mínimo del Impuesto de Sociedades

Según se ha comunicado desde La Moncloa, la iniciativa gubernamental prevé aumentar el tipo mínimo del Impuesto de Sociedades al 15% para la generalidad de empresas, mientras que, a las petroleras y bancos, se la aplicaría una tasa igual o superior al 18% por el mismo concepto. Esta medida surge bajo la apreciación del Gobierno, que sostiene que las grandes empresas cancelan menor cantidad de tributos, en relación con sus ingresos totales, que las empresas de menor envergadura.

A pesar de los postulados enarbolados por el Gobierno, existe un disenso importante por parte del Consejo General de Economistas, el cual se apoya en los datos suministrados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), para asegurar que, en la actualidad, las empresas españolas cancelan por concepto de Impuesto de Sociedades, cantidades mayores que las pagadas por compañías de Alemania y Francia; y también que, el aumento de este tipo de medida impositiva, no reportaría mejoras significativas en cuanto de recaudación.

El Banco de España ha asegurado que los ingresos percibidos por el Estado, a través de Sociedades, es inferior a la media de Europa, tal como lo asegura el Gobierno español. No obstante, ha indicado que el aumento en la recaudación del Impuesto al Valor Agregado (IVA), resultaría en un mayor flujo de recursos hacia el Estado, mientras que los impuestos de las empresas no reportarían una diferencia significativa.

Apoyo de los sindicatos

Por su parte, las organizaciones sindicales que fungen como actores sociales en el diálogo, han apoyado el aumento de los impuestos para las grandes empresas, a pesar del rechazo patronal. Sin embargo, se entiende que el Pacto ya ha sido aprobado en instancias del diálogo entre los sectores de la sociedad; únicamente restando el apoyo parlamentario para facultar la vía presupuestaria. Sin embargo, la subida de impuestos a la clase media, resultaría el mayor reto para el Gobierno, pues se espera que esta medida genere un fuerte rechazo social.

Principal motivación de los actores sociales

A pesar de la oposición de las patronales al aumento de los tipos impositivos, los sectores del diálogo cuentan con la motivación transversal de asistir al Gobierno en la consecución de los fondos de reconstrucción europeos, bajo las condiciones más favorables, para financiar la recuperación de la economía nacional y resolver muchas de las principales consecuencias sociales, generadas a causa del COVID-19.

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies